¿Quien dijo que son las cigarras las que cantan?

Las “cigarras” al igual que la “chicharrita de la espuma” son parientes bastantes cercanos, ambos pertenecen –dentro del reino animal- al orden de los Homópteros (que viene de homo= igual y pteros= alas, es decir que el primer par de alas es de características similar a las del segundo par de alas).
 cigarra_31.JPG
Estos insectos tienen muchas cosas en común, por ejemplo poseen el mismo tipo de metamorfosis (metamorfosis incompleta, es decir que no hay grandes diferencias entre los estados juvenil y el adulto), poseen el mismo aparato bucal (chupador, es decir succionan la savia vegetal mediante la introducción de un par de cerdas o agujas muy flexibles y delgadas en el tejido vegetal).

Si bien son parientes, vienen de distintas familias, la chicharrita de la espuma pertenece a la familia “Cercópidos”, en tanto que la cigarra pertenece a la familia “Cicádidos”.

 

¿Cómo producen el canto?
Las diferencias entre estas dos familias son mucho más complejas, pero vamos a quedarnos con una curiosa diferencia que nos hará recordar a una de la otra:
Las “cigarras” o “chicharras” poseen en la base del abdomen un aparato productor de ruidos muy estridentes, que seguro habrás escuchado en los veranos muy calurosos.
 
Poseen cabeza grande y corta, tórax bien desarrollado y el abdomen corto y grueso, son de gran tamaño 30 a 35 mm, incluso más, y aquí viene la diferencia, sólo los machos en la base del abdomen llevan un aparato productor de ruidos estridentes, con gran variedad de tonos e intensidad, que los hacen funcionar generalmente durante el día en las horas de mayor sol!. Las hembras son silenciosas o sólo poseen un rudimento del aparato. El gran volumen de sonido emitido por las cigarras las distingue como los representantes más ruidosos de los insectos (se ve que en esta especie, los varoncitos son los que más chillan!).
 
El aparato productor de sonido consiste en un par de tambores o timbales, qué ubicados dentro de una cámara de resonancia en la base del abdomen vibran por la acción de potentes músculos.
 
La membrana o “parche” del tambor se desplaza hacia adentro o hacia fuera –por acción de los músculos- produciendo el sonido. Se lo ha asimilado al característico ruido del fondo de una lata de alimentos en conserva, cuando se presiona el centro de ella (muy parecido a ese jueguito de chicos llamado ranita que consiste en una delgada lámina de acero que vinculada a un soporte puede ser sujetada y presionada entre los dedos pulgar e índice, produciendo un ruido).
 
Las canciones de las cigarras difieren apreciablemente de una especie a otra y su función es aparentemente agrupar los individuos y atraer las  hembras a los machos, aunque se han descripto además de canciones de cortejo, de rivalidad y también de dolor. (¿en cuales se habrá inspirado Esopo o La Fontaine?)
 
Los adultos de estos insectos se alimentan de los jugos vegetales que succionan de los brotes y ramas jóvenes de las plantas. La hembra encastra los huevos en las ramitas, con un dispositivo que posee en el extremo del abdomen. Ello se da en enero (según la latitud), el nacimiento se produce entre marzo y abril, las ninfas recién nacidas se dirigen inmediatamente a la tierra y clavan su aparato bucal en las raíces.
 
Es decir que los estados juveniles son subterráneos (ésta es otra diferencia con la chicharrita de la espuma), para ello las patas anteriores son gruesas y tienen la forma que les permite construir galerías en busca de las raíces que alimentarse, éstas galerías o cámaras que construyen –en torno a las raíces- las van agrandando en la medida que necesitan más espacio para su crecimiento. La duración de este estado es muy largo, llegando en algunas especies a durar varios años (Quesada gigas, Fidicina spp.).
 
En verano (enero) la ninfa vuelve a la superficie del suelo (sube), se engancha a una rama y efectúa su ultima muda pasando al estado de adulto.
 
Agudizando el sentido de la observación, no se sorprendan si al pie o sobre los troncos de árboles donde han escuchado ese ruido infernal encuentran los pelechos correspondiente a la última muda o ecdisis de la cigarra. Las van a poder reconocer pues parecen un insecto vacío, transparente y de grandes dimensiones (3 cm o más). 
 
Por ejemplo –y a título de curiosidad- en EEUU se encuentran las llamadas “cigarras periódicas” (Magicicada septemdecim) cuyos adultos emergen de la tierra, apareciendo en grandes números tras largos períodos, citando la bibliografía 13 años en el sur y 17 años en el norte. Incluso se da cuenta que aparece un complejo de especies formadas por M. septemdecim y M. Cassini que son morfológicamene casi indistinguibles y se presentan juntas en una misma área, respondiendo las hembras sólo al llamado distintivos  de los machos coespecíficos, de este modo no se da el apareamiento cruzado.
 
(El sentido de incorporar los nombres científicos sólo tiene por objeto facilitarte –si te interesara- alguna búsqueda en el oráculo de la red y no confundirte, el riesgo que abandones el texto!)
 
Para dar una nota de color ante tantos datos, transcribo una referencia extraída de un clásico de la entomología brasileña, el libro se llama “Insetos do Brasil, 3° Tomo, Homópteros, el autor es A. Da Costa Lima, Escola Nacional de Agronomia, 1942”, dice así:
“A propósito do canto das cigarras, o nosso poeta Olegário Mariano, imaginado o enterro da cigarra escreveu:
Pobre cigarra! Quando te levavam,
Enquanto te chorava a natureza,
Tuas irmãs e tua mãe cantavam…
 
Comentando, Mello Leitão (1933) jocosamente pondera:
As rimas… é possivel. A mãe é um exagero de sonho de poeta, porquanto no mundo dos insetos sempre a Natureza poupa a dor indescritivel de uma mãe ver morrer os filos. Demais, entre as cigarras, a mãe não canta, porque só o macho possue e instrumento sonoro, com que, talvez, seduza a companheira nos rondós e ritornelos.”
 
Que –mal traducido- vendría a ser algo así:
Pobre cigarra! Cuando te llevaban
Mientras la naturaleza te lloraba
Tus hermanas y tu madre cantaban
 
Mientras, Mello Leitão (1933) jocosamente piensa:
Las rimas… son posibles. La madre es una exageración del sueño o deseo del poeta, dado que en el mundo de los insectos siempre la naturaleza economiza o ahorra el dolor indescriptible de una madre ver morir los hijos. Además entre las cigarras, una madre no canta, porque sólo los machos cuentan con el instrumento sonoro, con que tal vez seduzca a su compañera con su interminable canción y estribillo.
 
Finalmente, podemos dar respuesta a la pregunta del encabezado concluyendo que los que cantan o chillan no son las cigarras sino los cigarros! cigarra_11.JPGcigarra_2.JPG    
Sam Satrapa   

 

 

Anuncios

13 comentarios »

  1. […] Desplegando las alas. En verano, “la ninfa vuelve a la superficie del suelo (sube), se engancha a una rama y efectúa su última muda pasando al estado de adulto”. […]

  2. marilin said

    Se estallan por el calor???

  3. Elita said

    El chirriar de las cigarras asustó a mis hijos, de 5 y 7 años, mientras se bañaban en el río, cierto verano que viajamos a la selva tropical de la Región Cusco-Perú. Creyeron que se trataba de dinosaurios y empezaron a correr por el bosque y el sonido estridente los perseguía. Los pequeños pensaron que el dinosaurio los perseguía para comerselos a los dos. Cuando llegaron a casa de los abuelos, sin ropas, descalsos, asustados, estaban tan cansado por huir velozmente que apenas podían hablar. Me abrazaron los dos como buscando protección y me explicaron lo que estaba pasando y me reí. No tenía otra… Dinosaurios!!! jajaja. Luego les expliqué de lo que se trataba y aun asi no quisieron creerme hasta que al día siguiente les mostré a la cigarra hacieno ruido en los árboles. Entonces me soltaron al fín.

  4. ¿ qué come las cigarras?

  5. laura said

    MMMMMMMMMMMM Q COSITAS

  6. Anabel said

    Dije en “El Hierro” cuando lo que quería decir es en “La Gomera” (perdón por el lapsus!)

  7. Anabel said

    Siempre había creído que en Canarias no había cigarras, y únicamente las había oído en verano en la Península, pero estos días he visitado El Hierro, y en Alajeró se oye durante el día por toda la zona lo que me parecen cigarras.

    Cuando pregunté a gente de la zona qué insecto era el que se oía, me decían que grillos. Pero, que yo sepa, los grillos sólo cantan por la noche y tienen un cri-cri muy particular, que no se confunde con el chirriar continuo que se oía por toda la zona.

    Mi pregunta es si realmente son grillos “diurnos” que cantan parecido a las cigarras, o si realmente hay cigarras en el Hierro. ¿Alguien lo sabe? Muchas gracias por anticipado!

  8. jopez said

    todo esto esta muy bueno

  9. alex said

    La cigarra es una de las especies que me ha llamado la atención por su reproducción en dos meses y su tardanza en salir a flote de 13 a 17 años dependiendo de la zona donde éste! me parece super chevere, me atrae mucho su chillido parecido al grillo….

  10. carolina said

    Mi dirección de correo para que me respondan es la siguiente: mcyanzon@gmail.com
    Espero alguien me pueda responder algo!

  11. Carolina said

    Me encantaría saber cómo las puedo controlar ya que dicen q son inofensivas pero no es así! Me están destrozando plantaciones de olivos y vid.

  12. Fabrizio said

    me parece muy curioso como estan bajo la tieea agunas especies durante 17 años y luego salen a la superficie para pasar a la adultez y me gustaria llegar a ver una vez en la vida por lo menos esta maravilla en vivo y en directo….

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: